Primer Planta FV de autoconsumo Industrial en Uruguay

Tecnogroup, por medio de su filial Tecnova Renovables, se encuentra en proceso de construcción de la primera central a instalarse bajo el régimen de 100% autoconsumo, es decir que toda la producción de la central es consumida por la fábrica que la instala.

El ingeniero Marcelo Mula San Martín, director ejecutivo de Tecnogroup, indicó a EL TELEGRAFO que se trata de una central de energía solar fotovoltaica de 500 kW de potencia nominal, generados a partir de 2.100 paneles de 245 watts, que se encontrarán dispuestos sobre una estructura de acero galvanizado en los techos de las naves industriales correspondientes a la fábrica Durulte SA (Alfajores Portezuelo), ubicada en Montevideo.

“Con esta inversión, la fábrica logrará autoabastecerse de energía eléctrica por gran parte del día, y por la noche consumirá energía de la red eléctrica de UTE, obteniendo beneficios en cuanto al ahorro en el pago de la factura eléctrica y, a su vez, fiscales asociadas a la Ley de Inversiones (Comap) que promueve este tipo de desarrollos alineados con la política energética amigable con el medio ambiente, y con fuentes autóctonas de generación, como es el caso de la energía solar fotovoltaica”, explicó.

El profesional indicó que si bien actualmente en Uruguay se encuentran en construcción proyectos por varios megawatts de potencia, considerando que la fecha prevista de puesta en marcha es marzo de 2015, para cuando la central se encuentre en operación será la planta fotovoltaica de mayor potencia en funcionamiento de su tipo.

Por otra parte, el reglamento general del Marco Regulatorio del Sistema Eléctrico Nacional (decreto 276/002) no preveía de forma expresa la instalación de centrales de generación por parte de suscriptores que no volcaran la energía a la red de UTE, sin que perdieran la calidad de tales y se convirtieran en clientes libres. “A efectos de dar certeza sobre este punto, a partir del decreto 114/014 el gobierno nacional incluyó una nueva definición de suscriptor que contempla dicha situación. Por lo tanto, mediante ese decreto es posible tener una instalación de generación fotovoltaica para autoconsumo y mantener la calidad de suscriptor, es decir conservando la misma tarifa de consumidor que cuenta a la fecha”, agregó Mula San Martín.

Si se quisiera inyectar energía a la red, es decir comercializar con UTE la energía que se genera en una instalación propia, hay que referirse al decreto de microgeneración (173/010). “En este caso el decreto correspondiente permite instalar hasta 150 kW, ya sea a empresas u hogares, para generar su propia energía y comercializar con UTE los excedentes. Uruguay fue uno de los primeros países de la región en tener reglamentado este tipo de modalidad de generación de energía”, indicó.

El ingeniero Diego Oroño, jefe de Ingeniería de Novasol Ingeniería, filial de Tecnogroup, explicó que un punto central que generó dudas entre los actores vinculados para ese cambio regulatorio, era el hecho de la no inyección de energía a la red que está prevista en este tipo de instalaciones, teniendo en cuenta que por momentos el consumo propio de la fábrica puede llegar a ser inferior que la producción de energía de los paneles. “En ese caso lo que se utiliza es un sistema previsto para asegurar la no inyección, que básicamente censa la demanda de energía de la fábrica y se comunica con el inversor de la planta fotovoltaica, limitando la potencia máxima que la central puede generar. Este sistema es ampliamente utilizado en varios países de Europa, donde hace años la generación fotovoltaica contempla el autoconsumo”, aseguró.Vale recordar que Tecnogroup, cuya sede central se encuentra en Paysandú, es la empresa que desarrollará –entre otras inversiones-- la fábrica de paneles fotovoltaicos (Skytec) en el Parque Industrial, donde además se construirá la planta Raditon, de 8 mW.